Menu
Descartan el logo de Tokio 2020 por acusaciones de plagio

Descartan el logo de Tokio 2020 por…

Septiembre 2015 (RP/METRO...

Con un golazo de Agüero, el City gana el clásico de Manchester ante el United de Rojo y Di María

Con un golazo de Agüero, el City ga…

Noviembre 2014 (ANF/METRO...

La dramática definición por penales que clasificó a Brasil y eliminó a Chile de la Copa del Mundo

La dramática definición por penales…

Junio 2014.- La selección...

Brasil apuesta a la sabiduría de Scolari y sangre joven de Neymar

Brasil apuesta a la sabiduría de Sc…

Mayo 2014 (KLM/METRO).-Lu...

Josep Font sigue ganando presencia en Nueva York y Custo celebra su desfile 35

Josep Font sigue ganando presencia …

Nueva York, feb (EFE).-...

Prince regresa al escenario en Londres tras su bolo sorpresa

Prince regresa al escenario en Lond…

Londres, feb (EFE).- El...

Falcao, Campos y Suazo, víctimas de un virus que ataca a las figuras antes del Mundial

Falcao, Campos y Suazo, víctimas de…

Bogotá, Enero 2014 (EFE)....

Clooney contra el expolio artístico nazi

Clooney contra el expolio artístico…

Los Ángeles, feb (EFE)....

La Fiscalía de Venezuela dice haber demostrado la culpabilidad de Leopoldo López

La Fiscalía de Venezuela dice haber…

Septiembre 2015 (RP/METRO...

Por la inflación en Venezuela, los banqueros piden lanzar un billete de 500 bolívares

Por la inflación en Venezuela, los …

Julio 2015 (RP/METRO).- L...

Prev Next

El Estado Islámico es más salvaje que Al Qaeda y el nuevo enemigo Nº1 de EEUU

  • Publicado en U.S.

Agosto 2014 (KLM/METRO).- "Ayman al Zawahri, por entonces número 2 de Al Qaeda, le escribió al Sr. Zarqawi pidiéndole que abandonara las obscenas ejecuciones y que en lugar de eso solamente le dispare a los prisioneros". La interna terrorista que revela el diario The New York Times resulta una medida clara de la terrible escuela que formó a los actuales milicianos del Estados Islámico (EI).

La decapitación del periodista James Foley remite a otro hecho similar, sufrido por el cronista de The Wall Street Journal Daniel Pearl en Pakistán durante 2002, a manos de un grupo de extremistas que alimentaría no solo al movimiento ahora conocido como Estado Islámico sino a su brutal rutina de cortar la cabeza de sus enemigos.

El Estado Islámico copió las ejecuciones de la antigua célula de Al Qaeda en Irak

El "Sr. Zarqawi" al que se refiere la cita del NYT era Abu Musab al-Zarqawi, líder de Al Qaeda en Irak a comienzos de este siglo, apodado el "Sheik de las masacres" debido a su costumbre de decapitar él mismo a los prisioneros extranjeros.

Fue Zarqawi quien creó su propio estilo para ejecutar prisioneros, forzando a las víctimas a vestir trajes anaranjados, una referencia burlona a la ropa con la que visten los detenidos de la cárcel en la que Estados Unidos aisló a los terroristas en la base de Guantánamo, Cuba.

Difundir las ejecuciones es una estrategia para forzar el pago de rescates y financiar el terror

También fue quien comenzó a filmar y distribuir las matanzas para difundir el terror y luego salir a pedir rescates cuantiosos para financiar su célula radical. En suma, fue el creador del manual de terrorismo que el Estado Islámico sigue aplicando.

Se estima que en los últimos cinco años ha raptado al menos a 50 extranjeros. Algunos fueron asesinados y otros han sido liberados a cambio de cuantiosas sumas de dinero, como en el caso de los periodistas franceses Didier François y Nicolas Henin, quienes compartieron cautiverio con James Foley.La ejecución de James Foley siguió un manual creado por el sanguinario "Sheik de las Masacres"

Fuera de Al Qaeda

El pedido del ladero de Osama bin Laden rogándole a Al Zarqawi que suspendiera las decapitaciones marcó el primer distanciamiento de Al Qaeda de las acciones de su filial en Irak. Poco después, en 2006, se anunció la muerte de Zarqawi tras un bombardeo norteamericano en Baquba.

Sin embargo, sus fuerzas continuaron atentando contra objetivos occidentales en la región, pero también contra los musulmanes chiítas, a quienes les había declarado la guerra el "Sheik de las masacres".

Hacia 2011, estas milicias se reagruparon en el norte de Siria, donde se rebautizaron como Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) bajo el mando de Abu Bakr al-Baghdadi.
Al Qaeda anunció que el Estado Islámico ya no formaba parte de su filial en Irak

Sus tácticas y su salvajismo recrudecieron a medida que ganaban terreno y forzaban a las poblaciones a unirse a ellos o morir ejecutados en medio del conflicto interno del país gobernado por Bashar al Assad.

Se declaran sunitas, pero la verdad es que practican una forma extrema del islam, por lo que han encarado una campaña de exterminio de todos los musulmanes que no practican esa rama de su religión. También ponen la excusa religiosa para masacrar a cristianos o a los yazidíes.

La crueldad de sus matanzas es tal que desde 2013, la misma Al Qaeda anunció oficialmente que el Estados Islámico ya no formaba parte de su filial en Irak. Increíblemente, los reyes del terrorismo los echaban por extremistas.

Las ejecuciones masivas y la participación de los niños han marcado su avance en el norte de Siria

Expansión en el terreno y financiación

La toma de la ciudad de Raqqa le dio al EI una base importante desde la que dar a conocer su ideología a nivel internacional, junto con un aceitado aparato que tomó por asalto las redes sociales y que con el reclutamiento de musulmanes desde Occidente se ha convertido en un enemigo diferente y poderoso.

"Ahora la ideología (de los terroristas) se unió con nuevos recursos, presenta una nueva dinámica y un nuevo paradigma de amenazas contra este país. La sofisticación, la tecnología, el dinero, los recursos, todo eso es diferente", señaló el secretario de Defensa norteamericano Chuck Hagel.

"Es más que un grupo terrorista, porque unen ideología con una sofisticación de las estrategias y hábiles tácticas militares", explicó el funcionario.

EEUU: "El Estado Islámico está mejor financiado que todos los demás grupos"

Está claro que el análisis de la Casa Blanca sobre el EI ha cambiado definitivamente tras la decapitación de John Foley: "El Estado Islámico está mejor financiado que todos los demás grupos que hayamos visto. Están por encima de todo, así que debemos estar preparados para todo".

La referencia apunta también a la actitud que deben tener los gobiernos para cortar la mayor fuente de financiación que han encontrado en Occidente: los secuestros extorsivos. La política norteamericana, compartida por el Reino Unido, es no pagar rescates, en contraposición a otros gobiernos europeos que sí lo han hecho.

Los objetivos políticos y militares del EI también encendieron las alarmas en el Pentágono: "Su proyecto de largo plazo es lograr el Estado islámico de Irak y al-Sham. Al-Sham incluye los actuales estados de Israel, Jordania, Irak, Siria y Kuwait. Si ellos lograran hacerlo realidad, alteraría de la manera fundamental el perfil de Medio Oriente y crearía un ambiente de seguridad que nos amenazaría de múltiples formas", advirtió el general Martin Dempsey, uno de los máximos jefes del Ejército de los Estados Unidos.

El proyecto del Estado Islámico incluye expandir sus dominios al nivel del Imperio Otomano

Leer más ...

James Foley cubriendo las guerras árabes: "Tomamos los riesgos más grandes"

  • Publicado en Mundo

Agosto 2014 (KLM/METRO).- El cronista de Global Post James Wright Foley estaba cautivo en Siria desde 2012, pero su trabajo cubriendo las guerras de la Primavera Árabe había comenzado en 2008.

Entre sus trabajos más conocidos estaba la cobertura de la guerra que terminó con la destitución de Muammar Khadafi en Libia, un conflicto durante el cual cayó prisionero mientras cubría una batalla en la que murió asesinado por fuerzas khadafistas el fotógrafo Anton Hammerl, uno de sus compañeros.

Una vez liberado, Foley se sintió responsable de ayudar a la familia del fallecido, por lo que impulsó una campaña para recaudar fondos para la familia del reportero. En ese plan, contó el incidente en el informe que se puede ver en el video.

Allí relata cómo ansiaban llegar al frente de batalla para tomar las mejores imágenes. Junto a Manu Brabo, Clare Morgana Gillis y el mencionado Hammerl atravesaron uno a uno los checkpoints rebeldes. A pesar de las advertencias sobre los peligros que acechaban, siguieron adelante.

Finalmente, consiguieron llegar a su objetivo, pero se vieron sorprendidos por una batalla y decidieron refugiarse a un costado del camino por el que volaban proyectiles de todo tipo.

"Fue un gran error", recordaba Foley en un testimonio posterior, ya que las fuerzas de Khadafi avanzaron y los tomaron por rebeldes, abriendo fuego contra ellos.
James Foley cubrió las guerras de Libia y Siria antes de ser capturado

"Escuché a Anton gritando detrás de mí: 'Socorro, socorro'. Él no se había podido cubrir como yo... mi corazón se me pegó al estómago. 'Anton, Anton, ¿estás bien? Vino otra ráfaga de balas sobre nosotros y escuché un lejano "No". Vino otra ráfaga de balas, pregunté otra vez y ya no tuve respuesta. Entonces pensé: 'Vamos a morir, vamos a morir aquí'".

Pero no fue así. Foley decidió jugarse sus chances de sobrevivir aprovechando un momento en el que dejaron de silbar las balas. Con las manos arriba, consiguió que los soldados libios entendieran que no se trataba de rebeldes sino de periodistas, y a pesar de recibir sendos golpes, logró conservar su vida y la de los otros dos cronistas que lo acompañaban.

Sin embargo, la muerte de Hammerl lo golpeó. Por eso se comprometió con la idea de asistir a sus familiares, antes de regresar al trabajo. "Los freelancers toman algunos de los riesgos más grandes para proveer de noticias a los medios. Es importante tomar conciencia de que fueron asesinados tres fotógrafos en Libia (...) y por supuestos estas muertes en Siria. Así que es la Primavera Árabe ha tenido un costo terrible para los periodistas free lance", advertía en una entrevista posterior con la cadena BBC.

Poco tiempo después volvió al trabajo. Esta vez su destino era Siria, donde el Ejército de Bashar al Assad combatían contra un caótico ejército de fuerzas opositoras entre las que el mismo Foley advertía en su última nota para Global Post: "La oposición está profundamente infiltrada tanto por mercenarios internacionales como por grupos terroristas". Uno de ellos, el Estado Islámico, hoy se arroga haberlo decapitado para escarmentar a los Estados Unidos.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Secciones

Herramientas

NOSOTROS

Síganos