Menu
Descartan el logo de Tokio 2020 por acusaciones de plagio

Descartan el logo de Tokio 2020 por…

Septiembre 2015 (RP/METRO...

Con un golazo de Agüero, el City gana el clásico de Manchester ante el United de Rojo y Di María

Con un golazo de Agüero, el City ga…

Noviembre 2014 (ANF/METRO...

La dramática definición por penales que clasificó a Brasil y eliminó a Chile de la Copa del Mundo

La dramática definición por penales…

Junio 2014.- La selección...

Brasil apuesta a la sabiduría de Scolari y sangre joven de Neymar

Brasil apuesta a la sabiduría de Sc…

Mayo 2014 (KLM/METRO).-Lu...

Josep Font sigue ganando presencia en Nueva York y Custo celebra su desfile 35

Josep Font sigue ganando presencia …

Nueva York, feb (EFE).-...

Prince regresa al escenario en Londres tras su bolo sorpresa

Prince regresa al escenario en Lond…

Londres, feb (EFE).- El...

Falcao, Campos y Suazo, víctimas de un virus que ataca a las figuras antes del Mundial

Falcao, Campos y Suazo, víctimas de…

Bogotá, Enero 2014 (EFE)....

Clooney contra el expolio artístico nazi

Clooney contra el expolio artístico…

Los Ángeles, feb (EFE)....

La Fiscalía de Venezuela dice haber demostrado la culpabilidad de Leopoldo López

La Fiscalía de Venezuela dice haber…

Septiembre 2015 (RP/METRO...

Por la inflación en Venezuela, los banqueros piden lanzar un billete de 500 bolívares

Por la inflación en Venezuela, los …

Julio 2015 (RP/METRO).- L...

Prev Next

Por la inflación en Venezuela, los banqueros piden lanzar un billete de 500 bolívares

Julio 2015 (RP/METRO).- La inflación de Venezuela se acelera tan rápido que los banqueros del país les pidieron a las autoridades monetarias quintuplicar el valor del billete de mayor denominación. Las entidades financieras argumentan que deben pagar cada vez más camiones blindados para transportar el dinero desde la imprenta a los cajeros automáticos, donde se agotan velozmente.

El Banco Central se ha mostrado reacio a lanzar billetes de 500 bolívares y, en cambio, resolvió aumentar un 89 por ciento su circulación en un año. Pero el problema sigue ahí: el billete de 100 no alcanza para una docena de huevos ni una barra de chocolate.

Venezuela estaría sufriendo la aceleración de precios más alta desde que su Banco Central empezó a monitorizar el indicador en 1951, con una inflación cercana al 108 por ciento interanual a mayo, según el cálculo promedio de nueve firmas privadas consultadas por Reuters.

"Se revisan los precios todas las semanas. Son tan cambiantes que los presupuestos que damos a los clientes son válidos sólo por dos días", dijo Vladimir Flores, un joven empleado de una ferretería en Caracas.

El Banco Central no ha divulgado cifras de inflación ni desempeño económico en lo que va del año, lo que dificulta las discusiones salariales y la planificación en empresas. Para llenar ese vacío, compañías privadas empezaron a hacer sus propias estimaciones, ponderando datos públicos como liquidez, recaudación de impuestos, créditos, pequeñas canastas de productos y el avance del mercado del dólar paralelo, donde un bolívar apenas vale 0,002 dólares.

En el mercado paralelo, un bolívar apenas vale u$s0,002

Esos bancos de inversión, como Barclays y JP Morgan, y firmas de análisis locales, como Ecoanalítica, Econométrica y Síntesis Financiera, entre otras, también están tomando como ciertas las filtraciones de datos oficiales hechas por opositores políticos. Y el pronóstico tampoco es alentador: las firmas ven una inflación de entre 150 y 200 por ciento para fines de 2015.

"En Venezuela hay un riesgo serio de que se desarrolle un escenario de hiperinflación", apuntó Francisco Rodríguez, analista de Bank of America, que en mayo estimó una inflación del 108% considerando 33 variables estadísticas.

Aunque Venezuela está lejos de escenarios de hiperinflación como los que vivieron Argentina y Perú en la década de 1980, los economistas recalcan que el país -que entró en recesión el año pasado y podría seguir en rojo en este- luce atrapado en un círculo vicioso de déficit y gasto que podría costarle caro.

Para hacer importaciones vitales y cumplir con compromisos de deuda, Caracas está emitiendo dinero con el que intenta cubrir su creciente hueco fiscal, calculado en 13.000 millones de dólares para el resto del año ante la baja de ingresos por la caída de los precios del crudo, su mayor fuente de ingresos. Para los analistas, la emisión de dinero y la escasez crónica de bienes prioritarios están impulsando la inflación.

El presidente Nicolás Maduro, en cambio, argumenta que los responsables del alza de precios son la burguesía y los revendedores informales, a quienes acusa de especular con los productos básicos escasos. "Tienen secuestrada a la economía", dijo Maduro en un desfile militar en el que prometió luchar contra ellos.

¿Ajustar o no ajustar?

Los venezolanos saben lo que es vivir con precios altos. Han tenido inflación de dos dígitos desde hace 29 años y 2014 cerró con una variación del 68,5 por ciento. También han enfrentado índices inflacionarios de tres dígitos, como en 1996, producto del choque generado por un paquete de ajuste económico.

"La inflación en Venezuela es hija de una postergación de decisiones", dijo Tamara Herrera, de Síntesis Financiera. Es que en el país caribeño, los "paquetazos" de ajuste suelen estar ligados a revueltas sociales, como la del Caracazo, en 1989, que sacudió Venezuela tras un aumento generalizado de precios.

Con ese recuerdo aún latente, Maduro se ha mostrado renuente a ajustar la economía con recetas impopulares, como la unificación de sus tres tipos de cambio, el aumento de la gasolina más barata del mundo y el alza de los precios de decenas de bienes regulados.

La pérdida acelerada del poder de compra también está comprometiendo los avances en reducción de la pobreza logrados durante los 14 años del fallecido líder Hugo Chávez. Tras su muerte en 2013, la pobreza anotó su primer aumento en más de una década, de acuerdo con el último reporte del Gobierno.

Maduro ha aumentado cinco veces el salario mínimo en el último año

Y aunque nadie vaticina un estallido social, muchos encuestadores creen que el oficialismo podría ser castigado en las elecciones parlamentarias de diciembre, donde la oposición, por primera vez, parte como favorita frente al chavismo.

Para tratar de compensar los sueldos que se evaporan, Maduro ha aumentado cinco veces el salario mínimo en el último año. Pero en un país donde escasean hasta los pañales y los precios crecen sin control, para muchos, eso no es suficiente.

"No se consigue nada, ni carne, ni pollo, y los que lo pueden comer son los que tienen plata. ¡El pobre no!", se quejó Mercedes de Guzmán, una jubilada de 70 años, en la larga fila de una farmacia de Caracas.

Leer más ...

La tasa de inflación más alta del mundo: 68.5% en Venezuela en 2014

Febrero 2015 (RP/METRO).- Venezuela registró una inflación de 68,5% durante 2014, informó este viernes el Banco Central en su página web.

El crecimiento de los precios fue considerablemente mayor respecto al año 2013, cuando la tasa inflacionaria había sido de 56,2%, según datos oficiales.

El aumento de los precios fue superior incluso a la previsión anunciada por el presidente Nicolás Maduro, quien dijo en su discurso de fin de año que la inflación se proyectaba en 64%.

En diciembre de 2014 el aumento de los precios fue de 5,3%, destacando el alza de 7,5% en los precios de alimentos y bebidas no alcohólicas.

Asimismo la categoría de restaurantes y hoteles tuvieron un incremento de 7,4% en sus precios en el último mes de 2014, mientras que bebidas alcohólicas y tabacos elevaron 6,6% sus precios.

La ciudad con mayor encarecimiento en los precios al consumo fue Valencia (centro) con 78,5%. Caracas tuvo un crecimiento de los precios de 64,7%, según los datos del Banco Central.

El gobierno venezolano ha atribuido el salto de los precios a un plan desestabilizador de empresarios y políticos de derecha, afirmando que hay una "inflación inducida".

No obstante, economistas y analistas señalan que la política fiscal, monetaria y cambiaria del gobierno de Maduro, a través del financiamiento monetario del déficit, ha sido un combustible para la inflación.

Aunado a ello la caída de las importaciones de rubros básicos, en un país que depende de la compra de alimentos y medicinas en el exterior, se traduce en una escasez reportada en al menos un tercio de los productos fundamentales y en su consecuente aumento de precios.

Leer más ...

Venezuela controlará el consumo con lectoras de huellas digitales en los comercios

Agosto 2014 (KLM/METRO).- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ordenó el miércoles la instalación de máquinas lectoras de huellas dactilares en las tiendas de alimentos del país petrolero, con el fin de racionar las compras de los venezolanos agobiados por una alta escasez.

El Gobierno socialista alega que la falta de productos se debe al contrabando a través de sus fronteras, especialmente con Colombia, que costaría al país al menos un 40% de los alimentos y medicinas necesarios para satisfacer la demanda interna.

Maduro había dicho este año que presentaría una polémica "Tarjeta de Abastecimiento Seguro" para contabilizar los comestibles que se compran en la red de distribución estatal, levantando las críticas de la oposición que la denunció como el último paso hacia la "cubanización".

La medida anunciada el miércoles de establecer un "sistema biométrico", con máquinas que registren las huellas de los compradores también en los distribuidores privados de alimentos, se presenta como una extensión del plan original.

"(Debemos ir) al establecimiento, como debe explicarse, del sistema biométrico en todos los sistemas de distribución y comercialización, públicos y privados", dijo Maduro, en una cadena de radio y televisión, donde juramentó a varios comandos gubernamentales contra el contrabando en estados fronterizos.

Maduro no entregó detalles de cómo funcionará el sistema de registro, ni si será establecido en todo el país o sólo en los estados fronterizos.

Dijo que sería similar al sistema de capta huellas del registro electoral donde los venezolanos deben registrarse antes de sufragar.

"Lo comparo con el sistema electoral, porque es el mejor del mundo. El sistema de distribución, comercialización a través del sistema biométrico será un sistema perfecto. Estoy seguro", añadió.

A grandes rasgos, el objetivo es evitar que una misma persona compre grandes cantidades de alimentos para revenderlos después en el mercado negro o contrabandearlos a Colombia, donde un kilo de harina venezolana es vendido hasta seis veces más caro.

Maduro también dijo que se procederá a la confiscación inmediata de los bienes e inmuebles que se comprueben estén involucrados en el contrabando de alimentos y medicinas.

Venezuela decidió cerrar desde la semana pasada y durante un mes, el tránsito a través de la frontera con Colombia durante la noche para evitar el lucrativo contrabando transfronterizo, donde se extrae la gasolina más barata del mundo y alimentos fuertemente subsidiados.
minci.gob.ve

Colombia rechazó la medida "unilateral"

Venezuela sufre una alta inflación, atizada por un desabastecimiento de alimentos y productos básicos como jabón y desodorante, que ha puesto bajo presión la popularidad de Maduro, el heredero político del fallecido Hugo Chávez.

Críticos de Maduro dicen que el sistema socialista venezolano está a punto de colapsar y que el contrabando y las largas colas para comprar comida son síntomas de una economía que debe alejarse de los controles de cambio y precios que emulan a los establecidos por su aliado, el líder cubano Fidel Castro.

La libreta de racionamiento cubana, que después de medio siglo de implementación estaría cercana a ser abolida, es necesaria para comprar en la mayoría de los comercios cubanos.

El antecedente cubano

Oficialmente, la libreta en la isla surgió el 12 de julio de 1963 con la creación de las Oficinas de Control y Distribución de Alimentos (OFICODA). Se entregó por núcleo familiar y después también abarcó a las prendas de vestir y calzar.

Imagen de la libreta de racionamiento de una familia cubana

Fidel Castro la presentó la presentó como una solución económica para muchas familias en la isla. El programaregula la venta de alimentos a precios subsidiados en una red de almacenes oficiales, una idea que en Venezuela fue imitada por Hugo Chávez y Nicolás Maduro pretende ahora profundizar.

El objetivo del surgimiento de la libreta cubana estaba encaminado a regular e igualar la distribución y que a cada cual le tocara lo mismo, a precios controlados centralmente. La Revolución llegó con la política de que la gente tuviera acceso a un consumo mínimo. La libreta es eso: un consumo mínimo; una canasta básica elemental a un precio accesible de acuerdo con el salario medio.

En la imagen se puede ver el precario mecanismo de control implementado por el régimen de la isla

Sin embargo, a más de cincuenta años de su creación, los productos ofrecidos no son suficientes, y las familias deben recurrir al mercado negro para sobrevivir. La cantidad de alimentos contemplados en la libreta comenzó a estrecharse con la crisis cubana de los años noventa posterior a la disolución de la Unión Soviética.

La cantidad de productos subsidiados siguió en descenso desde que en 2008 el dictador Raúl Castro eliminó "subsidios y gratuidades indebidas", por lo que las papas, los cigarrillos, el jabón y la pasta de dientes dejaron de estar en la libreta. En consecuencia, las familias deben recurrir al mercado negro y pagar precios desorbitantes en relación con sus ingresos.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Secciones

Herramientas

NOSOTROS

Síganos